TRIBUNALES
Penas de hasta dos años de prisión para los responsables de Marina D'Or durante el ahogamiento de una menor en el Balneario de Agua Salada
El juzgado nº3 de Castellón exculpa a dos de los ocho acusados
ISAAC HERNÁNDEZ OLIVER - 27/01/2022
Marina D
Marina D"Or. /EPDA

El juzgado número 3 de Castellón ha fallado por fin el caso abierto tras el ahogamiento de una menor de edad en 2015 absolviendo al coordinador de socorristas y el limpiador del fondo de la piscina que seguía procesado, pero condenando a los otros seis condenados, que incluyen altos cargos del complejo turístico.


Los hechos se produjeron el 4 de abril de 2015 en la piscina del balneario de agua marina, cuando la fallecida, que contaba con 16 años de edad, caminaba seguida por sus hermanos por el interior del vaso principal de la citada piscina, en una zona de libre acceso para cualquier usuario y en la que existía una decoración que simulaba una gruta. La menor se sumergió por debajo de la lámina de agua, quedando su brazo derecho atrapado en el interior de un orificio de succión de agua existente en la pared de la piscina, cuya boca de 9 cm de diámetro se encontraba desprotegida, sin contar con una rejilla protectora ni con una cruceta en su interior o medida de seguridad que impidiera que cualquier usuario introdujera alguna parte de su cuerpo en el interior de dicho tubo. A pesar de que sus hermanos trataron de ayudarla para levantarla, y que se pidió ayuda a los socorristas ya no se pudo sacar a la menor hasta que el personal del balneario paró el funcionamiento de la bomba de succión pero, desgraciadamente, ya era tarde, y la menor había permanecido demasiado tiempo debajo del agua.


Durante el juicio se confirmó que el orificio de succión de agua en el que quedó atrapado el brazo derecho de la menor estaba conectado a una bomba de succión que únicamente podía desconectarse en caso de emergencia accediendo a un sótano del complejo hotelero y que en el momento del accidente no existía ningún Plan de Seguridad de la piscina del Balneario de Agua Marina que cubriera este tipo de emergencias.


El juez ha considerado responsables del homicidio imprudente de la menor al responsable de fontanería; a los técnicos de mantenimiento, al responsable de recursos humanos ya que considera que "no ha llevado un adecuado control de las acciones encomendadas a sus empleados", y al director del complejo " dado que es, en última instancia, el responsable de que las medidas de seguridad se vean del todo cumplidas". La sentencia también condena al Jefe de Ingenieros, ya que fue el encargado de la elaboración del proyecto de las instalaciones en el año 2003 y el encargado de la elaboración de un Plan de Emergencia y Autoprotección, "en los cuales, no se constató el riesgo grave y conocido de un posible atrapamiento del bañista en orificios de succión, en tanto no dio las instrucciones precisas a sus empleados con relación a si algún orifico de succión ( se encontraban desprotegidos, y en tanto que fue él el que se encargó de llevar a cabo, tras el accidente, la coordinación de la revisión que diariamente encomendó a los socorristas y a los técnicos de balneario" según se recoge en la sentencia.


La sentencia, eso sí, distingue entre los dos técnicos de mantenimiento que han recibido condenas de año y medio de presión, y el resto de los condenados que a los que ha aplicado penas de dos años enteros.


En el aspecto de la responsabilidad civil, la sentencia establece indemnizaciones de 70.000 euros para cada uno de los progenitores de la fallecida, mientras que sus hermanos recibirán la cantidad de 20.000 euros, una cantidad que cubrirá la aseguradora del complejo hotelero.